Mi discurso en los Premios HO 2012

¡Amigos, romanos, compatriotas, prestadme atención!
¡Vengo a enterrar a César, no a ensalzarle!
¡El mal que hacen los hombres les sobrevive!

Pinche aquí para ver el vídeo

Buenas noches, queridos amigos,

Buenas noches, queridos premiados:

  • Monseñor Juan Antonio Reig: Obispo de Alcalá de Henares
  • Rafael del Río: Presidente de Cáritas España
  • David Alvarez: Presidente de Eulen
  • Santiago Abascal: Presidente de DENAES
  • Asia Bibi: y su marido Ashiq Masih y su hija Sidra Masih, que están hoy con nosotros…

Muchísimas gracias por honrar a Hazte Oír al aceptar el Premio HO.

El Julio César de Shakespeare, de cuyo acto tercero he tomado esta salutación, me recuerda que después de un año de la desaparición política de José Luis Rodríguez Zapatero, los problemas persisten y por lo tanto, también la necesidad de movilización.

Este es el motivo por el cual este último año ha resultado frenético en Hazte Oír. Nunca nos habíamos movilizado tanto, nunca habíamos lanzado tantas iniciativas, tantas campañas, tantas alertas. Nunca habíamos inundado vuestros correos electrónicos con tanta llamada a la acción.

Nos gustaría poder ensalzar al César pero casi no nos está dando motivos para ello y en nuestra nación se está cumpliendo hoy la frase del dramaturgo inglés: el mal que hizo el anterior presidente del Gobierno le está sobreviviendo.

Por eso nos hemos tirado a la piscina lanzando la campaña aborto cero: el mal persiste, es cierto, pero también es verdad que este Gobierno puede ser más sensible a una movilización firme y decidida de la sociedad española.

De ahí que hayamos vuelto a salir a la calle en la 3ª marcha internacional por la vida y nos encontremos en plena campaña de recogida de firmas para reclamar una ley de aborto cero.

Sabemos que lo vamos a conseguir…

Pero esta convicción profunda no nos relaja. No nos quita un solo segundo a la hora de hacer cosas para que el objetivo llegue lo antes posible.

Porque ya sabéis que desde el momento en que hemos llegado aquí para homenajear a los premiados de este año hasta este minuto, cuando son las 10:32, en este corto espacio de tiempo han sido exterminados en nuestro país 16 niños no nacidos.

¿Cómo no vamos a pedir aborto cero ante semejante atrocidad?

Al mismo tiempo, permitidme que reconozca que alguna cosa buena ha sucedido. Por ejemplo, en educación.

Los héroes de la resistencia a las imposiciones de la educación socialista para la ciudadanía – los padres objetores – se han convertido además en triunfadores de una desigual batalla: la que libran los ciudadanos libres ante el poder.

Pero junto a ello se ha reforzado el proceso de destrucción de la familia y el matrimonio a través de una terrible sentencia del Tribunal Constitucional frente a la cual, el nuevo César calla, cuando no mira para otro lado.

El Congreso Mundial de Familias nos dejó exhaustos y con la prima de riesgo particular de Hazte Oír hecha unos zorros. Pero rompimos todas las marcas de asistencia tanto en participantes españoles como en ponentes internacionales y supimos ofrecer una alternativa sólida a la lamentable “propuesta verdaderamente retrógrada” de destrucción del matrimonio.

El manifiesto del WCF es el texto más profundo y más políticamente incorrecto que se ha publicado jamás en defensa de la familia natural.

Y en 2013 nos hemos propuesto difundirlo al máximo y llenar España de sus propuestas. Oiréis hablar mucho de él en los próximos meses, os lo prometo.

Pero este año de movilización de los ciudadanos activos no se agota con estas actividades porque han sucedido muchas más cosas:

  • Se ha vuelto a menospreciar a las víctimas del terrorismo a base de convertir a sus torturadores en honorables parlamentarios. ¡Honorables!
  • La unidad nacional ha caído en una crisis de consecuencias impredecibles.
  • La crisis económica ha dejado a muchas familias españolas en la pobreza.
  • Las promesas electorales se han convertido en papel mojado.
  • Nuestra democracia se encuentra malherida por la corrupción y por la marginación de la sociedad civil.

Y desde Hazte Oír hemos lanzado alertas reclamando más sociedad y menos Estado.

Y hemos lanzado una campaña nacional e internacional en favor de la libertad religiosa a partir de una figura a la que admiramos, Asia Bibi.

Y le hemos parado los pies a la publicidad en los programas blasfemos de cadenas de televisión empeñadas en hacer negocio a costa de las creencias de la mayoría.

Y hemos apoyado el nombramiento de Tonio Borg como comisario europeo, frente a la intransigencia de los hechiceros de la ideología de género.

Y hemos vuelto a parar una supuesta procesión que solo pretendía ofender e insultar a los creyentes.

2012 ha sido uno de los años de mayor actividad para la gran familia de Hazte Oír.  Y además hemos crecido mucho en todos los ámbitos:

  • En el número de personas que participan en las campañas.
  • En socios y colaboradores.
  • En voluntarios. Nunca habían sido tantos.
  • En recursos humanos y tecnológicos.
  • En fichajes de personalidades de referencia en el mundo del activismo, de la comunicación y de Internet.

Y ahora os hago una promesa, que es a la vez un reto para todos nosotros: 2013 será el año del proceso acelerado de crecimiento y de incremento de capacidad de influencia de nuestra asociación.

Porque queremos influir de manera directa y decisiva en las decisiones del poder. De todos los poderes.

Porque queremos que los principios que defendemos se conviertan en referente a la hora de articular la vida colectiva de nuestra nación.

Porque queremos cambiar España y garantizar que nuestros hijos vivan en un país mejor.

De corazón os doy las gracias a todos:

  • socios,
  • colaboradores,
  • voluntarios,
  • amigos,
  • compañeros de lucha y movilización desde otras asociaciones,
  • a quienes desde la vida pública compartís y defendéis los valores y las libertades fundamentales,
  • a quienes firmáis nuestras alertas y las reenviáis.

A todos, muchas gracias.

Todos y cada uno de vosotros estáis cambiando el concepto de participación política de nuestro país.

Estáis cambiando España.

Empezaba estas palabras con Julio César y Shakespeare. Permitidme que termine con Cicerón y aquel discurso suyo ante el senado romano:

¡O tempora, o mores!

O tiempos, o costumbres.

Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?

¿Hasta cuándo abusarás de nuestra paciencia, Catilina?

Con la convicción que nos proporcionan nuestras creencias, con la firmeza de nuestras convicciones, con la respetuosa tenacidad con que intervenimos en la vida pública, con el respeto a las instituciones democráticas que nos caracteriza, seguiremos luchando en 2013 porque tenemos la fuerza de la razón.

Y nunca dejaremos de hacerlo.

Permitidme ahora que para terminar os proponga escuchar las notas de una melodía que tal vez recordaréis, aunque con esfuerzo, los más mayores de entre nosotros. ¡Muchas gracias!

Esta entrada fue publicada en 2012, aborto, blogs ho, congreso mundial de familia, Democracia, Derecho a vivir, derechoa humanos, España, Familia, Hazte Oir, HazteOir, premios ho, Premios HO 2012, premiosho, Vida, wcf y etiquetada . Guarda el enlace permanente.