Cristina Cifuentes, inquisidora LGTB, al ataque del disidente

En este caso,  me ha tocado a mí. Pero mañana podría tocarte a ti.

Resulta que el viernes y el sábado me atreví, inconsciente de mí, a criticar una ley totalitaria, que impone la ideología LGTB sobre la sociedad madrileña, aprobada a instancias de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Estos son los tuits que publiqué denunciando el carácter totalitario de la ley de Cifuentes:

La reacción de Cristina Cifuentes, no se hizo esperar. En esta ocasión, por vía de su número 2, el Portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ángel Carrido. Este señor, que cobra su salario de mis impuestos, no sólo publicó un tuit para atacar al disidente, para atacarme… También lo fijó como tuit destacado:

Es decir, que el carácter totalitario de la ley-Cifuentes lo confirma su el portavoz del Gobierno, que señala al disidente, al modo bolivariano… Obviamente, el tuit de Garrido fue retuiteado por una pléyade de cargos del PP de Madrid, que me imagino querrán mantener sus puestos y sus sueldos, financiados, por cierto, por mis impuestos.

El tuit del número 2 de Cifuentes es una advertencia a todos lo que estén considerando la posibilidad de criticar las imposiciones y las restricciones a la libertad de la ley-Cifuentes.

Creo que los españoles todavía no somos conscientes de hasta qué punto el lobby LGTB va a imponer sus dogmas y a pisotear nuestros derechos y libertades más fundamentales. La libertad religiosa, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión van a desaparecer paulatinamente… Si no reaccionamos y resistimos hoy y sufrimos, en consecuencia, los ataques del lobby sus mamporreros (eg. Cifuentes).

Dios mío, danos fortaleza para resistir.

PS.- Ver el análisis de Elentir.

Rajoy, el de la traición y el abandono de valores, hunde al PP

Impresionante la debacle del partido que hasta ahora representaba al centro-derecha en España. En las elecciones autonómicas y locales de ayer #24M el PP logra un resultado muy malo.

En las elecciones locales, el partido encabezado por Mariano Rajoy consiguió ayer 6.032.496 votos en toda España, un 27,03%. En 2011, había obtenido 8.476.138 votos, un 37,54%. Es decir: Mariano Rajoy baja casi 2,5 millones de votos y pierde más de 10 puntos.

Como es sabido, Mariano Rajoy traicionó a los votantes del Partido Popular al renunciar a derogar la ley Aído de “barra libre de abortos”. Un Rajoy que con una mayoría absoluta en el Parlamento “consagró” todas las leyes de ingeniería social de Zapatero.

De los dos candidatos autonómicos más abortistas del PP, Cristina Cifuentes (Comunidad de Madrid) y José Antonio Monago (Extremadura), la bajada es espectacular:

  • En la Comunidad de Madrid, la candidatura de Cristina Cifuentes baja de los 1.548.306 votos obtenidos por Esperanza Aguirre en 2011 (un 51,73%) hasta los 1.047.056 votos (un 33,10%) obtenidos por Cifuentes ayer. Una bajada de casi 19 puntos, un tercio menos de votos. 
  • En Extremadura, José Antonio Monago baja desde 307.558 votos conseguidos en 2011 (46,21%) a 235.802 votos en 2015 (37,02%). Una bajada de casi 10 puntos que le deja al PSOE como primera fuerza política.

Por unos pocos votos, Cifuentes logra una posibilidad de pacto de gobierno con Ciudadanos, que obtiene 17 escaños en la Comunidad de Madrid.

En términos de poder autonómico, el PP de Rajoy perderá, en virtud de sumas y alianzas, las comunidades de Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Valencia, Cantabria y Baleares. Conservará: Castilla y León, Madrid, La Rioja y Murcia.

Ahora la pregunta es: ¿va Mariano Rajoy a seguir escuchando a Pedro Arriola y por tanto mantendrá el discurso centro únicamente en la economía o el PP (con o sin Rajoy) tratará de recuperar a los votantes que queremos que promueva valores?

Lanzamos la campaña #YoRompoConCifuentes para tratar de provocar una reacción a favor de la vida, la familia y la libertad en el centro-derecha español. Si lo conseguimos o no, está por ver.

P.D. La otra pregunta es: ¿usará Cifuentes su poder regional para “machacar” a una asociación civil como es HazteOir.org en venganza por la campaña informativa #YoRompoConCifuentes que lanzamos para fortalecer la democracia e influir en el PP?

¿No debería HO abandonar la campaña #YoRompoConCifuentes?

#YoRompoConCifuentes
La campaña más influyente de la historia de HazteOir.org

Cuando en HazteOir.org planeamos la campaña #YoRompoConCifuentes no era consciente de la reacción que iba a despertar. Sí, una campaña muy importante, porque iba a impactar en el momento más relevante de nuestra democracia, las elecciones… Pero claro, con nuestro tamaño, con nuestro presupuesto, no íbamos a influir – pensaba – más que en unos pocos votos.

Hasta que Cristina Cifuentes, la candidata de izquierdas – pro-aborto, anti-familia y laicista – camuflada con piel de cordero azul, entró a saco contra nuestra pequeña asociación, desde el primer día de lanzamiento de la campaña.

Cristina Cifuentes es de las que piensa que la mejor defensa es un buen ataque. Y se empeñó a fondo, día tras día, contra a HO… Y Cifuentes sigue:

  • Tratando de convencer a los votantes de que es una candidata muy, muy de derechas, “de derechas de toda la vida”, contraria a regular la prostitución o las drogas, “favorable a la vida y contra el aborto” (declaración genérica que suscribía Zapatero)…
  • Presentándose como una víctima de una campaña de “difamación”, “poco cristiana”, “impresentable”, “de acoso” y “mentirosa”… ¡Nada menos!
  • Intentando destrozar el buen nombre de HazteOir.org, acusando a nuestra asociación de ser una pieza de no sé qué “intereses electorales”.
  • Mandando a la Junta Electoral de Madrid, a la Delegación de Gobierno y a la Policía Nacional, como sus mamporreros, contra HO.

Y sufrimos los mazazos del monstruo Goliat-Cifuentes.

A Cristina Cifuentes, como buena política profesional que es, no se le pasa por la cabeza que una asociación civil, sin ninguna afiliación partidista, lance una campaña que trate de influir en las elecciones.

Cristina Cifuentes pensaba que sus declaraciones favorables al aborto, a la adopción por parejas homosexuales o contrarias al cristianismo le saldrían gratis, como siempre había ocurrido.

Los ataques de Cifuentes (que se presenta como víctima) se explican sólo por el hecho de que desde HazteOir.org hemos lanzado la campaña más influyente de nuestra breve historia.

¿Por qué HazteOir.org se ha metido en este lío con #YoRompoConCifuentes? ¿Por qué desde nuestra pequeñez de David nos hemos atrevido con el monstruo Goliat que representa Cristina Cifuentes?

  1. Porque somos muy “lanzados”, incluso un pelín inconscientes.
  2. Porque no renunciamos a nuestra misión de influir en la política.
  3. Porque la única manera de influir es política en España, tristemente, es influir en lo único que le importa a los políticos, los votos.

Una campaña como #YoRompoConCifuentes es muy normal en una país de tradición democrática como es Estados Unidos. Desde la sociedad civil, muchas veces se trata de influir en los procesos electorales. Incluso han creado una institución jurídica, los Super-PAC (Political Action Committee) para recaudar donativos para influir en las elecciones.

Pero en España, donde el Partido Popular se cree único representante, por decreto divino, del centro-derecha, una campaña como #YoRompoConCifuentes no se tolera. Se trata de destruir, desde la Policía, desde la difamación y desde cualquier otro medio.

Porque veamos en qué consiste #YoRompoConCifuentes. No es más que una campaña que trata de informar a los votantes de la posición de una candidata de izquierdas disfrazada de popular en el asunto del aborto:

Si votas Cifuentes, votas aborto

Para los que creen que el aborto es un derecho, esta campaña incluso les puede animar a votar más a Cifuentes. Por el contrario, los que creemos que todos (incluso los que todavía no han nacido) tenemos derecho a vivir votaremos menos a Cifuentes.

Pero una campaña tan democrática como #YoRompoConCifuentes no se tolera.

Vuelvo a la pregunta inicial: ¿por qué HO se mete en este lío? ¿Por qué somos capaces de aguantar los mazazos de Cifuentes?

Al final, tenemos que volver la mirada a la misión de HO: ¿a qué se debe de dedicar HO? Porque las campañas que lancemos deberán de orientarse – sobre todo – a cumplir nuestra misión.

HazteOir.org es una asociación civil que trabaja (i) en el ámbito de la opinión pública (la cultura) y (ii) en el ámbito de la política.

Trabajamos para que en España haya:

  1. Una sociedad más consciente, más provida, más profamilia y más activa en la defensa de los derechos y las libertades fundamentales.
  2. Unas leyes más justas, más respetuosas con el derecho a la vida del no nacido, con la familia y con la libertad.

Si renunciáramos a influir en política, si renunciáramos a trabajar por unas leyes y unas instituciones mejores, más justas… Entonces podríamos renunciar a #YoRompoConCifuentes.

Si centráramos TODOS nuestros esfuerzos es trabajar en el ámbito de la cultura y dejáramos el ámbito de la política a merced de los profesionales de la política, de los partidos que tienen secuestrada la democracia… No habríamos lanzado #YoRompoConCifuentes y nos habríamos ahorrado los mazazos de la candidata más intolerante.

Pero no, creo que HO no debe de escoger el camino fácil.

Creo que HO no puede olvidarse de una parte sustancial de su misión.

Creo que HO debe de abandonar al maltratador que nos quiere seguir chantajeando con el argumento de que con el PSOE se vive peor.

Creo que HazteOir.rg debe elegir desierto y no permanecer en la esclavitud, tratando de “hacer cositas”.

Creo que desde desde nuestra pequeñez, debemos seguir tratando de ser protagonistas de la historia… Con humildad, tratar de influir – lo más eficazmente posible – en el futuro de España.

 

¿Desierto o esclavitud? #YoRompoConRajoy

Rajoy, mintiendo

Ayer por la noche estuve en la sede del Partido Popular, protestando contra la clase de político en que se ha convertido Mariano Rajoy, un gobernante absoluto al que voté, engañado, en las últimas elecciones generales.

Hoy me he despertado con la misma indignación, con el mismo enfado que tenía ayer.

Porque Mariano Rajoy Brey ayer anunció que congela definitivamente el Anteproyecto de ley de protección de la vida del concebido… A Rajoy:

  • No le importa el compromiso formal de derogar la ley Aído (la ley de barra libre de abortos) que adquirió con los ciudadanos en su programa electoral.
  • No le importa que 11 millones de españoles le votáramos con esa y otras promesas (incumplidas) en el programa.
  • No le importa que el Consejo de Ministros aprobara el Anteproyecto de ley de protección de la vida del concebido y la maternidad.
  • No le importa que él mismo, Mariano Rajoy, la Vicepresidenta y el Ministro de Justicia declararan en numerosas ocasiones que sí, que aprobarían la ley de protección de la vida.
  • No le importa que el fin de semana pasado cientos de miles de ciudadanos nos manifestáramos en 64 ciudades en la Marcha por la Vida.

… Porque Mariano Rajoy prefiere guiarse por sus cálculos electorales, por las encuestas de su Rasputín, el Sr. Pedro Arriola, casado con la diputada más abortista del Congreso.

Un Pedro Arriola que le ha dicho que el voto del miedo (a Podemos) va a hacer que los votantes provida dentro de 14 meses volvamos a votar a Rajoy, a pesar del acto de lesa traición que supone no derogar la ley de barra libre de abortos.

Porque sin Podemos, Mariano Rajoy no habría podido tomar esta decisión profundamente antidemocrática. Por eso el propio PP se ha encargado de alimentar a Podemos. Porque le interesa electoralmente.

Mariano Rajoy, con esta decisión hecha pública dos días después de la marcha por la vida, justo antes de subir a un avión rumbo a China, nos ha despreciado, nos ha escupido en la cara, nos ha abofeteado.

Mariano Rajoy nos ha dicho:

Sois mis esclavos. Y como esclavos que sois, os puedo golpear, os puedo patear… Porque sois de mi propiedad. Me pertenecéis, y puedo hacer con vosotros lo que quiera… Porque os movéis no por principios, sino por miedo a la izquierda (y a Podemos muy en particular).

Mariano Rajoy se ha reído de nosotros:

No me creo vuestra amenaza de retirarme el voto. Por eso os puedo mentir, os puedo traicionar, porque estáis  a mi servicio… Porque este cabreo que ahora sentís, el día de las elecciones desaparecerá, arrasado por el miedo. Porque yo no quiero votantes que voten convencidos, me basta esclavos que voten con miedo.

Mariano Rajoy nos ha hecho una oferta que (según Arriola) no podemos rechazar:

¿Democracia? ¿Qué democracia? ¡Pero si el pueblo no entiende de política! ¡Pero si mis votantes me pertenecen! A MIS votantes, yo les dejo votarme…

Fijaos si soy generoso – nos dice Rajoy – fijaos si soy un gobernante bueno y comprensivo, que a pesar de vuestras amenazas en la Marcha por la Vida, al final, dentro de 14 meses, cuando se os haya pasado el cabreo, os dejaré que me votéis. Os permitiré que volváis a Egipto… Y a cambio os entregaré un poco de arroz, y os protegeré del lobo de la ultraizquierda…

Sólo os pido una cosa muy pequeña: vuestra libertad … y vuestros principios. Nada más.

Seréis mis esclavos, y yo seré vuestro dueño.

Con esta decisión, al incumplir la promesa de derogar la ley Aído, queda claro que entre Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero no hay ninguna diferencia ideológica sustancial. Ambos tienen la misma idelogía: el progre-laicismo. Ambos son corresponsables (por acción o por omisión) de la ley de aborto libre…

Es más, Mariano Rajoy es peor que Zapatero, porque nos ha engañado, nos ha mentido a los votantes.

Mariano Rajoy ha cumplido, él solito, la profecía del propio Zapatero: “Cuando gobierna la izquierda hay que ir rápido, Lo que hagamos ahora quedará y nadie lo va a cambiar”.

¿Qué nos queda? ¿Qué podemos hacer los defensores de la vida, la familia y la libertad?

Sólo podemos elegir entre dos alternativas:

  1. Seguir esclavos. Confirmarle a Rajoy, a Arriola, y a toda la clase política, que los votantes provida y profamilia queremos seguir siendo esclavos. Confirmarles que NUNCA jamás, en la democracia española, nos tienen que escuchar, que hacernos el mínimo caso. Porque somos irrelevantes, porque aunque nos maltraten, el miedo nos ata a la cadena con la que Rajoy nos tiene atados. Una cadena que es muy fácil de romper, pero que no rompemos por miedo al lobo de la ultraizquierda.
  2. Salir, en busca de la libertad, al desierto. Sufrir temperaturas extremas: pasar calor de día, frío de noche… Pasar sed. Soportar los ataques de los progre-laicistas. Confiar en la providencia para sobrevivir…

… En definitiva: vivir libres.

Sigue leyendo ¿Desierto o esclavitud? #YoRompoConRajoy